WEP Argentina

SER FAMILIA PARA INTERCAMBIO ESCOLAR

Las familias anfitrionas son fundamentales en nuestros intercambios. Por eso trabajamos para que al final del programa sientan que tienen a un hijo y un hermano más en la familia, a un amigo para toda la vida en otro lugar del mundo.

SER FAMILIA ANFITRIONA

Los jóvenes viven en Argentina con una familia voluntaria que los aloja y los asume como un miembro más, con los mismos deberes y derechos que los demás integrantes de la familia. Durante ese período, la familia le da al estudiante comida y cama, pero sobre todo amor. 

FINALIDAD DE LOS PROGRAMAS

Ser familia anfitriona es mucho más que sólo brindar alojamiento a un jóven de intercambio. Este nuevo integrante aprenderá y practicará el idioma y las costumbres locales, siendo ustedes sus principales referentes en el trayecto de integración a la cultura argentina. Se trata de aprender del encuentro con personas de otros lugares del mundo. Descubrir otros modos de entender las cosas, los horarios, las comidas y descubrir otro idioma.

ASISTENCIA

El joven y la familia anfitriona disponen de un coordinador que es el nexo permanente entre la familia, el estudiante, la escuela y WEP Argentina. Los coordinadores son profesionales del sector educativo o estudiantes capacitados especialmente para la coordinación de intercambios. Su labor principal es guiarlos y aconsejarlos durante toda experiencia.

REQUISITOS PARA SER FAMILIA ANFITRIONA

Para formar parte de esta experiencia como familia anfitriona, es necesario contar con las siguientes condiciones:

  • Tener la apertura necesaria para integrar a un joven de otra cultura a la familia
  • Tener la posibilidad económica de cubrir los gastos extras dentro de la casa que ocasione una persona más (comida, luz, gas)
  • Realizar las entrevistas necesarias con un coordinador de WEP Argentina
  • Llenar un legajo donde se informe sobre las características de la familia, la casa y donde se explique la causa del interés en recibir al estudiante
  • Que no haya casos de adicciones, ni de violencia en la familia
  • Estar dispuestos a respetar las reglas del programa e informarnos si esto no sucede

Sin embargo, no es requisito:

  • Que el estudiante tenga una habitación individual
  • Cubrir los gastos del estudiante fuera del hogar (transporte, comidas fuera de la casa, material de estudio, viajes familiares)
  • Ocuparse de acompañar al estudiante en cada actividad que realice
  • Que algún miembro de la familia tenga la misma edad que el estudiante a recibir
  • Que la familia esté conformada de manera “tradicional”
Vuelve al inicio